TULUM, QRoo, 25 de junio de 2019.- El sábado 15 de junio fue la última vez que se supo de ella con certeza; es una joven de 25 años de edad, mexicana, que mantenía de forma responsable su trabajo en el hotel Azulik, donde se le vio por última vez.

Erika Basaldúa es una joven afable y madura que según amigos y familiares no pudo haber salido de la zona y menos del país pues su documentación más importante, e incluso su teléfono, quedó ese día en su casa pues optó por no llevarlo consigo, precisamente ese día.

Familiares se han trasladado hasta Playa del Carmen donde se ha interpuesto ya la denuncia correspondiente.

Su padre pidió difundir su fotografía y si hay alguna información de ella, compartir en el número telefónico 442 486 3602.

Más información en Quadratín Quintana Roo.