CIUDAD DE MÉXICO, 4 de agosto de 2018.- El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP), de la Cámara de Diputados, destaca que en México el comercio electrónico ha crecido en los últimos años, debido al acercamiento de la población con el Internet y los dispositivos electrónicos.

En el estudio E-commerce, el CESOP abunda que estas transacciones representan una nueva manera de hacer negocios, ya que no tiene barreras ni fronteras y el espacio geográfico es determinado por el público al que van dirigidos.

De acuerdo con un comunicado, a medida que avanza este tipo de comercio, se han establecido políticas de devoluciones y apoyo al usuario. Los sitios de e-commerce, continua, pueden encontrarse solos o formar parte de un lugar de venta mayor, comúnmente denominados shopping mail.

Resalta que el e-commerce o comercio electrónico consiste en la distribución, venta, compra, marketing y suministro de información de productos o servicios a través de Internet; originalmente, el término se aplicaba a las transacciones por medios electrónicos, y a mediados de la década de los noventas, comenzó el concepto de venta de servicios por la red, utilizando como forma de pago las tarjetas de crédito.

El CESOP menciona que existen ciertos días o épocas del año donde el cliente tiene más tendencia a comprar. En México, las principales campañas especiales son: Hot Sale, Buen Fin y Hot Monday. También, el Día de Reyes, el Día del Amor y la Amistad, el Día de las Madres, Back to school y Navidad.

Puntualiza que de acuerdo con la Asociación de Internet, en 2016 el valor de mercado del comercio electrónico en México fue de 329 mil 85 millones de pesos, un incremento de 28.3 por ciento respecto de 2015. Este valor ha aumentado exponencialmente desde 2009, año en que el monto fue de 24 mil 50 millones de pesos.

Entre los mexicanos con acceso a Internet, la incidencia de compras en línea durante los últimos tres meses, del periodo 2016 a 2017, aumentó a 75 por ciento. De los compradores en línea en 2017, 51 por ciento tenía entre 18 y 34 años; 38 por ciento, entre 35 y 54 años, y 11 por ciento, 55 o más años. Los hombres son más propensos a comprar en línea que las mujeres, revela.

Además, el número de compras internacionales en línea fueron más frecuentes en 2017 que en 2016, al alcanzar 67 por ciento. De este porcentaje, 75 por ciento fue en Estados Unidos; 40 por ciento, en Asia; 20, en América Latina, y 15 por ciento, en Europa.

El CESOP precisa que las principales razones por las que los compradores en línea adquirieron algún artículo en un sitio con sede internacional son: el precio es mejor (61 por ciento), desea algo único (53 por ciento), la marca o el producto no está disponible en México (52 por ciento), la calidad internacional es mejor (24 por ciento), la velocidad de entrega es superior (15 por ciento), le gusta el status al comprar a nivel internacional (11 por ciento), y desea comprar productos que vio cuando estaba fuera del país (10 por ciento).

En 2017, la incidencia de compras en línea aumentó principalmente en ropa y accesorios, al elevarse de 53 por ciento en 2016 a 59 por ciento; el gasto trimestral promedio de mayo a julio de 2017 en esta categoría fue de mil 502 pesos, 3 por ciento mayor al gasto trimestral de 2016.

Más información aquí.