TIXTLA, Gro., 21 de noviembre de 2013.- Tras la extracción de cerca de ocho millones de metros cúbicos de agua, la zona urbana quedó liberada de la inundación que provocó la tormenta tropical Manuel hace más de dos meses.

El gobierno estatal informó que de las mil 316 casas que se inundaron, solamente 160 continúan con afectaciones, aunque también reconoció que la zona agrícola aún permanece anegada por otros cuatro millones de metros cúbicos, los cuales están siendo extraídos a través de tres emisores, una dolina principal, dos grutas o cavernas, y  cuatro resumideros naturales auxiliares.

Adicionalmente se ha brindado apoyo correspondiente a todas las familias que han retornado a sus hogares, en temas como limpieza, servicio de agua potable a través de pipas, saneamiento de fosas sépticas, abatización, y fumigación intradomiciliaria y aérea espacial.

La población afectada se encuentra debidamente registrada en los respectivos padrones de beneficiarios, como en el caso de los campesinos que perdieron sus cosechas o ganado, y recibieron apoyos económicos, así como los comerciantes que sufrieron afectaciones en sus negocios, y las personas participantes en el programa temporal de empleo.

En lo referente a los programas de enseres domésticos y de vivienda -en caso de afectación menor, parcial o total-, se les brindarán los apoyos establecidos.

Hasta la fecha solo permanecen en los albergues 350 personas, que paulatinamente irán retornando a sus hogares, agregó el gobierno en el comunicado.