CIUDAD DE MÉXICO, 22 de septiembre de 2020. — El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que recurrir a un mayor endeudamiento en México no es la opción aún con la incertidumbre de un posible rebrote de la pandemia del coronavirus (SARS-CoV-2) Covid 19 y todo lo que desencadena.

Durante la conferencia mañanera de este martes, luego de la presentación del Pulso de la Salud sobre los indicadores del coronavirus en el país, el Primer Mandatario desestimó que tengan un plan B que implique más deuda para los mexicanos.

“Descarto esa opción, esa posibilidad, tenemos finanzas públicas sanas, no va a haber deuda adicional, nos está ayudando también el que se está apreciando el peso”, dijo en el Salón Tesorería del Palacio Nacional.

“El aumento de deuda aún sin solicitar nuevos créditos se presentó por dos factores, uno, la caída de la economía, y dos, por la depreciación del peso debido al Covid, entonces yo espero que se recupere la economía, esto nos va a ayudar en el monto de deuda y la apreciación del peso que iba a estar en más de 25 pesos por dólar y bajó”, apuntó.

El Jefe del Ejecutivo aseveró que suman cinco semanas con el peso apreciándose en relación al dólar estadounidense, lo cual es una señal que percibe con optimismo.

“Esto también influye en la disminución del monto de deuda, por eso no veo ningún riesgo, no se advierte, toco madera, que vaya a haber un rebrote de la pandemia y también toco madera porque no creo que se presente un rebrote económico, es decir, de la crisis económica veo que vamos hacia adelante”, comentó.

López Obrador mostró su confianza porque en México se están “enfrentando las dos crisis y vamos a salir adelante”.

La nota en Quadratín México.