ACAPULCO, Gro., 9 de noviembre 2019.- El director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández desestimó la detención de implicados en la desaparición del activista Arnulfo Cerón Soriano, ya que a pesar de ello no se sabe de su paradero, lo que calificó de preocupante.

En declaraciones en Acapulco, después de asistir a la toma de protesta de las comisiones de la organización social Construyendo Ciudadanía, Barrera Hernández dijo que son respetuosos de las investigaciones de la fiscalía, pero matizó que a pesar de que haya detenidos por el caso de Arnulfo Cerón no hay indicios de su paradero.

“Seguimos como en las mismas, es decir, con detenido o sin detenido el resultado es el mismo, no se sabe dónde se encuentra Arnulfo y eso es lo que nos está preocupando”, expresó.

El también antropólogo comparó el caso de Arnulfo Cerón con el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ya que ambos casos están estancados, “mucha cobertura, mucho apoyo, mucha presencia, pero nada de indicios”,

Indicó que este es “el lado flaco” del sistema de justicia, ya que la impunidad sigue presente al no encontrarse a las víctimas de desaparición.

Respecto al caso del ataque en redes sociales por parte del Ayuntamiento de Acapulco con un ejército de Trolls contra la reportera de Quadratín, Karla Galarce Sosa, Abel Barrera dijo que “siempre se estigmatiza” y no se le reconoce su trabajo, cuando sienten que “actúa por consigna o informa porque hay interés de otra índole”.

Dijo que se le debe reconocer el trabajo de los periodistas y su derecho a informar a las personas, puntualizando que nunca habrá una sociedad democrática sin un periodismo reconocido y comprometido.

“Entre más se agreda a los periodistas y los defensores (de derecho humanos) es un síntoma de más antidemocracia, menos respeto a los derechos humanos, menos libertades”, sostuvo.