TECPAN, Gro., 21 de junio de 2019.- Once enramadas ubicadas en el río de este municipio están siendo desmanteladas, debido a que bajó considerablemente la afluencia de visitantes, ya que el agua está sucia, lo que hace menos atractivo este espacio.

En entrevista, el representante de los enramaderos, Margarito Aguirre Zárate dijo que cada año padecen esta situación, sin embargo ahora son más negocios los que van a cerrar, ante las nulas ganancias.  

Además, explicó que se les notificó por parte de Protección Civil que en esta temporada de lluvias los espacios son inseguros por la creciente del río. “Muchos se emplean en las huertas de mango o en trabajos domésticos para poder subsistir e incluso venden la madera o la guardan para volver a construir su negocio, pero a finales del mes de noviembre”, expresó.

Agregó que solamente prestarán servicio algunos negocios, pero no por mucho tiempo, porque la falta de turismo les provoca pérdidas.