CIUDAD DE MÉXICO, 30 de enero de 2017.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, despidió este lunes a Sally Yates, la fiscal general que se negó a defender su veto migratorio ante la Justicia.

“La fiscal general en funciones, Sally Yates, ha traicionado el Departamento de Justicia al negarse a llevar a cabo la orden legal que busca proteger a los ciudadanos de Estados Unidos”, anunció la Casa Blanca en un comunicado.

La orden del republicano pedía restringir la entrada y permanencia en EU de los ciudadanos de siete países musulmanes.