ACAPULCO, Gro., 9 de abril de 2017.- El gobierno de Estados Unidos desplegó buques de guerra a la península de Corea del Norte, tras las consecutivas pruebas nucleares de Corte del Norte a Estados Unidos, publicó El País.

“La amenaza número uno en la región sigue siendo Corea del Norte, debido a su programa de pruebas de misiles, irresponsable, desestabilizador y temerario, y a su búsqueda de armas nucleares”, ha indicado a AFP el portavoz militar Dave Benham.

El envío de portaaviones estadounidenses ocurre después de dos días del ataque en Siria, lo que supone un giro importante en la política que hasta ahora había defendido el gobierno de Donald Trump.