ACAPULCO, Gro., 22 de marzo de 2017.- El presidente de la República, Enrique Peña Nieto entregó dos obras para la ampliación y abastecimiento de agua potable en Acapulco y Chilpancingo, donde destacó una inversión de más de mil 500 millones de pesos en conjunto.

En conmemoración del Día Mundial del Agua, el mandatario visitó la renovada estación de bombeo Las Cruces, para ampliar y mejorar la red de agua potable del puerto en cinco estaciones, beneficiando a 673 mil personas.

“La obra en Acapulco se multiplica por tres, es decir los acapulqueños tendrán más abastecimiento de agua en sus domicilios, mientras que en Chilpancingo se multiplica por dos”, afirmó el presidente al entregar la ampliación de la Red de Agua Potable de Acapulco.

Peña Nieto visitó la periferia de Acapulco, justo en la colonia Las Cruces, considerada un foco rojo por la delincuencia, además de que los habitantes constantemente reclaman el desabastecimiento de agua. El mandatario mencionó que su gobierno era solidario y que trabaja por los habitantes de Guerrero, para que el estado se incorpore al desarrollo de la nación.

Otro de los puntos que resaltó, fue la reutilización del agua tratada, donde el 57 por ciento de todo el país está siendo tratada, aumentando la capacidad del 40 por ciento, mientras que de la reutilización señaló que se ha incrementado al 25 por ciento, lo cual significa que 36 millones de personas utilizan agua tratada. “Estamos cuidando de mejor manera el agua que tenemos en México, es parte de la política hídrica del gobierno federal”.

Sobre la inversión que el gobierno federal ha realizado en Guerrero, Enrique Peña insistió que “la inversión es histórica”, con más de mil 183 obras en puentes carreteros, caminos rurales, entre otros, además de 38 obras en materia de salud, 446 de agua potable, drenaje y saneamiento.

En su participación, el gobernador Héctor Astudillo Flores aseguró que con esta obra se garantiza el abasto de agua potable en la zona alta del puerto. “En Guerrero no nos hemos detenido y no nos detendremos, esto con el gobierno federal; tenemos problemas, pero en Guerrero reconocemos el respaldo de las Fuerzas Armadas para enfrentar a la delincuencia organizada”, expresó.

La zona fue custodiada desde varias cuadras alrededor, además de militares en los puentes peatonales en el bulevar Vicente Guerrero, así como en las colonias aledañas y en las azoteas de las casas ubicadas alrededor de la planta de agua.