CHILPANCINGO, Gro., 23 de octubre de 2018.- Efectivos del Ejército comenzaron esta mañana la destrucción de 948 armas, 680 cortas y 268 largas, algunas decomisadas a grupos delincuenciales y otras entregadas de manera voluntaria en los programas de canje.

El acto se llevó a cabo en las instalaciones de la 35 Zona Militar en Chilpancingo y fue encabezado por el comandante José Francisco Terán Valle, quien indicó que el uso ilegítimo de armas es una afrenta a la concordia social y conlleva altos índices de violencia e inseguridad.

En tanto, el encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero, Rafael Horacio Perfecto Beltrán Noverola, destacó que es necesaria la creación de programas de prevención del delito que realmente impacten, sobre todo en los jóvenes, pues son blanco fácil para engrosar las filas de la delincuencia.

Expresó que las bandas de criminales trastocan la paz social, por lo que se deben unir esfuerzos y cerrar filas para que cada quien desde su ámbito haga el máximo esfuerzo para lograr un mejor país.

En representación del gobernador Héctor Astudillo Flores, Beltrán Novelo dijo que para el gobierno del estado el acto de destrucción de armas es de gran importancia porque el armamento es utilizado en su mayoría contra la sociedad, por delincuentes sin escrúpulos que laceran la paz social.