ACAPULCO, Gro., de enero 2017.- Propietarios de negocios del Zócalo del puerto denunciaron pérdidas económicas de hasta el 50 por ciento por la destrucción de calles recién pavimentadas, que ordenó el alcalde Evodio Velázquez Aguirre para sustituir el concreto hidráulico recién hecho por adoquín.

La presidenta del Frente de Rescate del Acapulco Tradicional (FRAT), Dulce María Gómez Velasco explicó en entrevista que el pasado domingo los comerciantes se reunieron con el presidente municipal, quien les dijo que en la calle Ignacio Ramírez, ubicada entre Benito Juárez, La Paz e Hidalgo, de la colonia Centro, se realizaría “una muestra” de la remodelación que se hará en las calles aledañas al Zócalo, que recientemente fueron pavimentadas.

Sin embargo, los comerciantes estuvieron en desacuerdo ya que, según Gómez Velasco, dicha vialidad fue reconstruida hace menos de un año por el programa federal de Zofemat de remodelación del Zócalo. No obstante, el Ayuntamiento abrió la calle.

Por su parte, la propietaria del restaurante El Nopalito, Silvia Hernández Rodríguez, indicó que por dicha obra, que inició este lunes sin previo aviso, ha tenido pérdidas económicas de hasta 50 por ciento, por el ruido y el polvo que levanta la maquinaria.

Asimismo indicó que son al menos seis negocios, en su mayoría restaurantes, los que resultaron afectados por la reparación del tramo.

Hernández Rodríguez informó que las autoridades municipales les aseguraron que las obras terminarán antes de que comience el Tianguis Turístico, en marzo próximo, pero dijo que no cree que esto sea así.

“Es algo inútil, acaban de pavimentar la calle con un concreto, ustedes están viendo cómo está de grueso ¿y otra vez están levantando?”, expresó.

La destrucción de la calle recién pavimentada será para sustituir el concreto hidráulico por adoquín, dijeron los afectados.

Las recientes obras de pavimentación de estas calles del Zócalo, hechas con recursos federales, ya habían afectado a los comerciantes durante más de seis meses.