CHILPANCINGO, Gro., 3 de diciembre de 2019.- Este martes fueron destruidas 895 armas que fueron decomisadas en distintas operaciones de seguridad y en campañas de donación en Guerrero lo cual, de acuerdo con el comandante del 50 Batallón de Infantería, Alfredo Montiel Godínez, coadyuva a disminuir la violencia en la entidad.

En el acto desarrollado en la explanada de ese Batallón se mostraron 537 armas largas y 358 cortas, además de algunos cartuchos útiles, de las cuales 295 fueron destruidas por la 35 Zona Militar y 600 por la 27 Zona.

En el discurso oficial Montiel Godínez dijo que para que prevalezca la paz, la tranquilidad y el respeto, se necesita la convivencia de una sociedad sin armas, pues es la principal herramienta que utiliza la delincuencia para llevar a cabo sus actividades ilícitas.

Consideró que la destrucción de armamento tiene una significativa aportación a la seguridad de las y los guerrerenses, y tiene el mérito adicional porque se lleva a cabo de forma conjunta y coordinada entre la sociedad civil, las autoridades, las fuerzas armadas y las corporaciones policiacas.

“Este acto nos invita a reflexionar, a redoblar y unir esfuerzos para establecer un frente común integrado por autoridades de los tres niveles de gobierno y la sociedad en general a fin de frenar y erradicar la violencia en el estado de Guerrero asumiéndola como una obligación moral de todas y todos los guerrerenses para entregar a futuras generaciones un México distinto”, expresó.