CIUDAD DE MÉXICO, 25 de enero de 2018.- Acoso, extorsión, amenazas, desprestigio, expresiones discriminatorias, monitoreo y acecho, abuso sexual relacionado con la tecnología, control y manipulación de la información y difusión de información personal oíÍntima, son algunas de las 13 formas de agresión relacionadas con las tecnologías contra las mujeres.

Así lo informaron organizaciones sociales y activistas durante la presentación del documento La violencia en línea contra las mujeres en México.

El encargado de Derechos Digitales de Artículo 19, Vladimir Cortés explicó que de esas formas de agresión, han detectado seis tendencias de violencia en las redes sociales hacia las mujeres:

El de la mujer que denuncia haber sido agredida, quien por ello recibe respuestas de odio viralizadas en redes sociales que a veces rebasan el ámbito virtual y llega al espacio físico, y Cortés ejemplificó con los casos de Andrea Noel y Tamara de Anda.

Otro caso es el de la medallista olímpica y ahora senadora Ana Gabriela Guevara, quien de los ataques que ha recibido vía redes, 5 de cada 10 eran organizados por la Legión Hulk.

Otra tendencia es la de las amenazas que reciben personas que denuncian la violencia contra mujeres, como le ocurrió a Frida Guerrera -quien estuvo al pendiente de que se resolviera el asesinato de la niña conocida como Calcetitas Rojas- quien durante transmisiones de Facebook live recibió amenazas y expresiones como “las asesinaron por no saber cocinar” o “qué esperan, sigan matándolas”.

Una tendencia más es la del espionaje de Estado contra activistas y periodistas, como les ha ocurrido a la periodista Carmen Aristegui, la experta en transparencia Alejandra Zapata, y la abogada Karla Michel Salas.

Otra más de acoso y que va al alza es la de extorsión, en la que alguien vía mensaje pide a una mujer miles de pesos para no publicar sus fotos íntimas.

María Martín, integrante de Asociados por lo justo, expuso por su parte que de las más de mil 300 agresiones en México a mujeres defensoras y periodistas registradas entre 2013 y 2017, están incluidos los ataques cibernéticos.

Detalló que las defensoras de tierra y territorio y las de la libertad de expresión son las más atacadas.

Criticó que las autoridades no investigan las agresiones vía internet y las desestiman al considerar que no son agresiones directas.

Más información aquí.