CHILPANCINGO, Gro., 17 de noviembre de 2019.- Familiares de cuatro policías de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), detenidos en Xaltianguis el pasado 11 de noviembre, exigieron al gobierno estatal y federal su liberación, pues aseguran que acudieron a ese poblado de Acapulco a liberar a dos desaparecidos.

En conferencia de prensa este domingo en Chilpancingo, los familiares indicaron que cuatro de los detenidos en las operaciones en Xaltianguis son de Tecoanapa, y que se enteraron que los dos integrantes del Frente Nacional para la Liberación de los Pueblos desaparecidos desde el 22 de octubre estaban ahí, por lo que decidieron ir a rescatarlos.

Vicenta Dorantes Ramos, madre de Alejandro Casimiro Dorantes, dijo que los detenidos son policías ciudadanos desde 2013 y que fueron electos por el pueblo y no delincuentes; agregó que la conferencia no fue para hablar contra el gobierno, sino para pedir justicia.

“El día que los detuvieron fueron a Xaltianguis a rescatar a dos ciudadanos de Huamuchapa, comunidad de nuestro municipio, de nombre Carmelo Marcelino Chino y Jaime Raquel Cecilio, que se tenía conocimiento que estaban en ese pueblo. Las autoridades tienen conocimiento de la desaparición y no han hecho nada”, señaló.

Detalló que al no poder ingresar a Xaltianguis por los dispositivos de seguridad, decidieron regresarse, pero fueron detenidos por policías estatales en el entronque a Tierra Colorada.

María del Rosario Marín Evangelista, esposa de Cirilo Gallardo Ramírez, afirmó que saben que están detenidos en la Fiscalía General del Estado, por lo que el llamado es al gobernador Héctor Astudillo Flores, pues se tratan de policías y no de criminales.

El coordinador de la Policía Ciudadana en Tecoanapa, Rogelio Castro Pioquinto, expresó que ellos buscan paz y tranquilidad en la región, por lo que pidió que no los ofendan; aseveró que incluso han manifestado a la Guardia Nacional que están dispuestos a trabajar con ellos, pues también necesitan del pueblo.

“Vamos a exigir que nos devuelvan a los compañeros porque ellos no andan haciendo otras cosas más que apoyar a la gente de los pueblos, apoyar a la gente que detienen, nada más que nos los devuelvan y creo que no va a haber ningún problema”, apuntó.

El abogado, Santiago Rivera Margarito, añadió que, de acuerdo con el expediente de la FGE, sus representados fueron detenidos en el retén donde fueron revisados “por delitos en flagrancia cuando cometían un hecho que la ley señala como delito”, y especificó que fueron arrestados por violación a la Ley Federal de Armas y Explosivos.

Además de los dos mencionados de Tecoanapa, también fueron detenidos Jesús Salvador Sánchez y Agustín Ramírez Díaz.