CIUDAD DE MÉXICO, 18 de febrero de 2020.- Por enésima ocasión el Pleno de la Cámara de Diputados tomó la tribuna para condenar un hecho más de feminicidio, en esta ocasión el caso de la pequeña Fátima de siete años quien fuera encontrada sin vida el pasado fin de semana en Tláhuac, y que provocó la discusión de un punto de acuerdo para exhortar a las autoridades a establecer las políticas necesarias que garanticen una vida libre de violencia a mujeres y niñas del país.

Con diferentes expresiones de repudio, dolor y reclamos, en pancartas, mantas o como el utilizado por la bancada del PRD que sobre camisetas negras se leía el hashtag #Estamos Encabronadas, o los varios pares de zapatillas y zapatos que las legisladoras del PAN se quitaron y pusieron frente a tribuna durante su intervención, los diputados hicieron un llamado de justicia por Fátima, Abril, Ingrid y los miles de casos de mujeres asesinadas.

En ese sentido, la diputada de Morena y presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, Wendy Briseño, aseguró que desde el inicio de la Legislatura han trabajado para dar visibilidad a la emergencia, al legislar en diversos aspectos en la materia como violencia política en razón de género, obstétrica, violencia digital, mecanismo de atención como las alertas ante la violencia de género, del feminicidio como delito para la prisión preventiva oficiosa.

La nota aquí.