CHILPANCINGO, Gro., 22 de septiembre de 2019.-Este domingo diputados federales de Morena de Guerrero emitieron un informe legislativo conjunto por su primer año de labores el cual se desarrolló entre porras para algunos personajes políticos y abucheos para otros, así como la movilización de asistentes, quienes comenzaron a vaciar los asientos durante el mensaje el coordinador de la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo.

El acto se llevó a cabo en el Auditorio Sentimientos de la Nación, ante por lo menos mil 500 personas al interior, y otros 500 al exterior en toldos que fueron colocados con sillas.

Uno a uno los diputados Víctor Mojica Wences, Aracely Ocampo Manzanares, Manuel Huerta Martínez, Idalia Reyes Miguel, Avelina López Rodríguez, Javier Manzano Salas, Carlos Sánchez Barrios, Rubén Cayetano García, y Rosario Merlín García, tuvieron la oportunidad de hablar en el presídium para dar su informe ante representantes de las siete regiones de la entidad.

En el informe estuvo presente el presidente municipal de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, quien fue abucheado por el público y le gritaban “¡fuera!” además de calificativos como corrupto; otros de los abucheados por los presentes, aunque en menor proporción fue el delegado del gobierno federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, a quien también mencionaban cuando se hablaba de corrupción.

También, en representación del gobernador, Héctor Astudillo Flores asistió el secretario de Administración y Finanzas, Tulio Pérez Calvo.

La división interna se pudo observar cuando se presentó al secretario general Marcial Rodríguez Saldaña, quien recibió aplausos de los presentes, mientras que la delegada con funciones de presidente, Nora Velázquez Martínez, también recibió algunos abucheos.

De los asistentes fue notoria la ausencia de la mayoría de los diputados locales, pues solo acudieron Marco Antonio Cabada Árias, Norma Otilia Hernández Martínez, Ricardo Castillo Peña, y el coordinador Antonio Helguera Jiménez.

Al presídium subieron algunas personas con mantas de protesta y peticiones, quienes permanecieron hasta que concluyó el acto.

Una vez que concluyó la participación de los diputados tocó el turno del coordinador en la Cámara Mario Delgado, quien habló ante menos de la mitad de los asistentes, pues comenzaron a salir luego que hablaba el diputado o diputada que los llevó.

Al exterior se repartieron bocadillos y aguas a los asistentes.