JUCHITÁN, Gro., 6 de agosto de 2020.- Efectivos de la Guardia Nacional dispersaron a más de 500 habitantes de este municipio, quienes con un jaripeo celebraban a Cristo Rey, en plena pandemia.

La celebración en este municipio afromexicano inició desde el miércoles con el recorrido del Toro de Petate, donde la gente convivió y consumió bebidas alcohólicas en un acto masivo.

Este jueves, a las 6 de la mañana cantaron Las Mañanitas en honor a Cristo Rey, y a la 1 de la tarde, hubo una misa muy concurrida.

A las 5 de la tarde, en el corral de toros ubicado en la colonia San José, los efectivos de la Guardia Nacional acompañados por policías preventivos, dispersaron a los más de 500 asistentes y suspendieron el evento masivo.

 Los habitantes de Juchitán admitieron que se cancelaran los festejos en honor a Santiago Apóstol el pasado 25 de julio, pero no quisieron pasar por alto la celebración en honor a Cristo Rey, aún cuando los festejos religiosos están prohibidos.