CHILPANCINGO, Gro., 5 de julio de 2019.- Campesinos y productores de mezcal de al menos 20 comunidades de Zihuatanejo y Coyuca de Catalán denunciaron que debido a la disputa de grupos delictivos en la zona, prácticamente 10 mil personas se encuentran incomunicadas y se carece de alimentos.

Este viernes, campesinos que pidieron el anonimato dijeron que ya no pueden transitar por la carretera federal que comunica al puerto de Zihuatanejo con Coyuca de Catalán, porque les impiden el tránsito personas armadas.

Este obstáculo les ha retrasado comercializar mezcal y, ahora en la época de siembra no pueden acceder a sus tierras de cultivo, debido a los constantes enfrentamientos armados entre los grupos delincuenciales.

Las comunidades que están en dicha situación son El Camalote, Las Ollas, Zumatlán, La Laja, Vallecitos de Zaragoza, San Antonio, Cundan, Cundancito, Tepeguaje, Palo Nuevo, Tierritas Coloradas, Puente Viejo, Las Mesas, Zetina, Pinzán Morado, El Mono, El Ídolo, Yesqueras, Zihuaquio y Las Vaquetas, entre otros poblados de las regiones Costa Grande y Tierra Caliente.

Los habitantes demandaron al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador que instale retenes fijos, con la participación de efectivos de la Guardia Nacional, el Ejército Mexicano, y la Marina. “No queremos a los policías estatales, ni a los municipales, porque no hacen nada”, advirtieron.

Uno de los dirigentes campesinos explicó que de un año a la fecha “los grupos de La Familia Michoacana, Cártel Jalisco Nueva Generación, Los Viagras, Los Templarios, y Los Cuernudos), se enfrentan a balazos a lo largo de la carretera federal Zihuatanejo-Coyuca de Catalán.