ACAPULCO, Gro., 15 de febrero de 2019.- La alcaldesa Adela Román Ocampo calificó de dolorosa e indignante la desaparición de Obtilia Eugenio Manuel e Hilario Cornelio Castro, activistas indígenas que se encuentran desaparecidos desde el pasado martes 12, cuando viajaban de Chilpancingo a Tierra Colorada.

En entrevista antes de tomarle protesta al nuevo comité de la Comunidad Politécnica de Acapulco, Román Ocampo consideró que Obtilia e Hilario “lo que estaban exigiendo era la revisión en las cuentas anteriores de los gobiernos, el Estado tiene que poner todo el mecanismo de investigación y procuración de justicia, debe de estar activo para que podamos recuperar estas dos personas”.

Por otra parte, señaló que Estados Unidos debe hacer lo que le corresponde en el caso de Joaquín Guzmán Loera, sentenciado a cadena perpetua. Y de lo dicho por el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, de que era un castigo ejemplar para los delincuentes, Román Ocampo coincidió que a los gobiernos federales anteriores se les acabó el show en cuanto a la persecución contra líderes del narco.

En este sentido, atribuyó un descuido en la seguridad pública en los municipios por ese show, “esa es hoy la tarea que él (López Obrador) tiene que recuperar la seguridad pública para los municipios del país”.

En su discurso ante la Comunidad Politécnica, recordó que ella ordenó el desalojo en la playa Manzanillo, ya que había fuerzas oscuras que sólo veían sus intereses personales y no permitían que esta zona se limpiara y se pusiera orden, y que desde hace 50 años no se utilizara.

“Afortunadamente tomamos la decisión, cuando digo intereses personales, es de particulares, son de grupos pequeños, lo cual está en contra del interés colectivo y el rescate de Manzanillo es devolverle a los acapulqueños una playa tan bella y tan tranquila donde niños y ancianos podrían ir a nadar y hoy serán personas con discapacidad quienes podrían tener acceso a algo que la naturaleza nos regaló de manera tan maravillosa”, explicó y abundó que propondrá que sea una playa incluyente, la cual sería la primera en Acapulco.

Se comprometió también a desalojar a grupos minoritarios al interior de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), quienes, dijo, no permiten que la paramunicipal se limpie, y los acusó de saquear y causar problemas en la dependencia desde que inició su gobierno.  

De los ataques ocurridos contra policías, la alcaldesa reconoció que hay dos agentes de gravedad tras un ataque armado en el Mercado Central, y consideró que estos hechos se dan a que han tocado intereses personales de los grupos delincuenciales, “somos un gobierno que viene a poner orden, a que haya paz, tranquilidad y armonía entre los acapulqueños, obviamente atacas intereses personales, particulares de grupos que solamente piensan en su bienestar y no piensan en la armonía general y hay respuesta”, expresó.

Del corte de la energía eléctrica a la CAPAMA, Román Ocampo dijo que está invitando a todos los medios y al pueblo de Acapulco a tomar las instalaciones de la dependencia federal, “¿Qué les parece?”, indicó.

En cuanto a las gaseras, confirmó que hay más de 170 establecimientos operando en el puerto y ordenó a Protección Civil a revisarlos, y aquellos que no cumplan serán clausurados.

“Hay muchas cerradas y van a cerrar todas aquellas que no cumplan con los requisitos de Protección Civil, son bombas de tiempo en Acapulco y estoy actuando porque no quiero que mañana me acusen por omisión; muchas no tienen permiso para operar, otras no tienen ninguna medida de seguridad, para si hubiera un percance no vaya a haber una tragedia”, finalizó.