MORELIA, Mich., 4 de septiembre de 2018.- Carlota Rojas, una mujer de casi 70 años, camina y se mete donde le permite su condición. Deambula en la plaza Morelos, en el evento para la toma de protesta del nuevo alcalde Raúl Morón. “Quiero que me ayuden” dice, exige, mientras sostiene frente a ella una copia fotostática de un anuncio donde pide encontrar a su hijo perdido ya hace casi un año.

Raúl Morón, parado frente al podio da su discurso sobre el trabajo que realizará en la nueva administración, mientras la señora se acerca a los camarógrafos de algunos medios a pedirles que por favor graben con sus cámaras la hoja que lleva entre sus manos, y le ayuden a que se difunda la desaparición de su hijo.

Se acerca a quien quiera escucharla, lleva dos bolsas plásticas llenas de documentos, entre ellos el perfil genético de su hijo, extraído de uno de sus nietos. Este perfil, dice, se hizo hace muchos meses y aún no llega a Reynosa para que allá se haga una investigación, indica.

Se iba a trabajar a un taller mecánico en Reynosa, Tamaulipas, pero sospecha que no hubo ningún taller, no existe. Entonces al parecer intentó cruzar la frontera. En Atención al migrante le informaron que lo han detenido en siete ocasiones, en la última le ‘leyeron la cartilla’.

La última vez que tuvo contacto con él fue durante octubre de 2017 y ahora no sabe nada, “temo que se haya ahogado, esté preso o me lo hayan matado…necesito saber de él, la angustia me está acabando” señala visiblemente afectada.

Busca que la apoyen investigando, “el gobierno puede investigar si mi hijo está preso en Estados Unidos, ellos tienen códigos que nada más ellos saben cómo meterse, yo no sé ni cómo meterme a esa cosa” dice refiriéndose a las redes sociales. La otra manera en que pueden ayudarla, dice, es con apoyo económico para que ella pueda viajar directamente a Reynosa y averiguar qué le pasó a su hijo, buscarlo en las morgues en hospitales en la cárcel en donde se permita, y llevar también el perfil genético.

“Sea lo que sea necesito saber” repite una y otra vez. Se pierde entre la multitud, y en cuanto hay una cámara de prensa, levanta  la hoja con la fotografía de su hijo y pide ser escuchada. Pide a Quadratín que si alguien sabe algo de su hijo o quiere apoyarla, le marque al teléfono (443) 202-5451.

Más información en Quadratín Michoacán.