ACAPULCO, Gro., 8 de diciembre de 2015.- Locatarios del zócalo de Acapulco se preguntan dónde quedó la estatua del cura Miguel Hidalgo y Costilla que se ubicaba justo en frente de la calle del mismo nombre y que fue retirada para hacer los trabajos de remodelación que realiza El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

En entrevista, el comerciante Alci Martínez señaló que cuando la estatua fue retirada para que comenzaran los trabajos en el acceso a la plaza por la calle Miguel Hidalgo, los responsables de la obra les informaron a todos los interesados que de manera temporal, ésta sería guardada en el Museo Fuerte de San Diego, pero hasta hoy martes, pareciera que no fue previsto su regreso, ya que donde estaba fueron construidas unas planchas de cemento que funcionan como bancas.

En el sitio donde se encontraba la gran escultura de acero se cimentaron grandes bloques de concreto forrados con losetas color negro, las cuales se suponen fueron hechas para que los paseantes se sienten, pero de acuerdo con el espacio que se dejó libre, solo servirá para los peatones y no para colocar el monumento histórico.

Alberto Sánchez, quien también cuenta con un comercio establecido, lamentó que dentro del proyecto el cual “nunca nos presentaron, ni nos consensuaron”, no apareciera la reinstalación de la estatua, la cual hacía honor a la calle y “con ella se rendía honor a nuestro héroe nacional”.

La presidenta del Frente de Rescate del Acapulco Tradicional (FRAT), Dulce María Gómez, señaló que este problema y muchos más, son evidencia de la falta de planeación e imposición de un proyecto “que no se socializó”, y por lo tanto trae consecuencias como el que retiraran dicha estatua y donde abrieron más espacios para que los vendedores ambulantes se instalen en el lugar.