CIUDAD DE MÉXICO, 27 de febrero de 2019.- El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, está encerrado en el Reclusorio Norte y desde ahí ofreció una entrevista en la que aseguró que fue amenazado por la Procuraduría General de la República (PGR) para aceptar el juicio abreviado.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula, tras ser extraditado de Guatemala, el ex mandatario aseguró que fue amenazado con una pistola en la cabeza para que aceptara los delitos de los que se le acusa, además del juicio abreviado.

Duarte insistió, como lo ha hecho en cartas emitidas anteriormente, que existe una persecución política en su contra y de su esposa Karime Macías.

“Me obligaron a hacerlo, ya lo puedo decir, me pusieron una pistola en la cabeza, me obligaron a aceptar la sentencia. Fue la PGR… O aceptas el juicio abreviado o te ponemos delitos de delincuencia organizada”, dijo al periodista la mañana de este miércoles.

“La PGR me obligó a aceptar el juicio abreviado. Me amenazaron diciendo aceptas o te ponemos delincuencia organizada y una campaña para poder condenarte y que te quedes encerrado el resto de tu vida”, aseveró desde el Reclusorio Norte.

Afirmó que su esposa y su familia están bajo el escarnio público, aún cuando ni siquiera ejerció un cargo público, “por lo que nunca desvió recursos”.

“El que diga que mi esposa hizo uso de recursos públicos, que desvió recursos públicos, evidentemente está fuera de lugar y lo único que demuestra es la ignorancia de algunos y la mala fe de otros”, afirmó.

“Me lastima ver cómo atacan y cómo hacen un escarnio de mi esposa Karime Macías. Ella nunca fue funcionaria pública, sólo tuvo un cargo honorario”, agregó.

La nota aquí.