CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo de 2020.- El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) informó que del 28 de abril al 5 de mayo, el Hospital Regional General Ignacio Zaragoza rentó un camión refrigerante para resguardo temporal adecuado y digno de cadáveres derivados de la atención a la emergencia sanitaria por SARS CoV2, Covid 19, en espera a ser entregados a las empresas funerarias contratadas por sus familiares, debido a que superó su capacidad instalada en ese periodo para este fin.

Al día de hoy, agregó en un comunicado, ya no se requiere este servicio, gracias a acciones conjuntas con el gobierno de Ciudad de México para apoyar a los familiares de las personas fallecidas, facilitando la movilización prácticamente inmediata de los cuerpos.

Aseguró que la medida fue necesaria porque en esos días, el Hospital superó su capacidad instalada de resguardo temporal de cadáveres en el área de patología, debido a que en esta etapa de la pandemia las funerarias, por razones de sobrecarga de trabajo, tardaron hasta tres días en llevarse los cuerpos.

Sumado a esta situación, añadió, el Hospital ha registrado una alta demanda de servicios por emergencia sanitaria. Otorga hasta 250 consultas diarias en el Filtro Respiratorio; mantiene 125 pacientes hospitalizados en áreas de Zona Covid 19 (planta baja, 1er, piso y Terapia Intensiva Adultos) y secundario a las condiciones clínicas de gravedad en que ingresaban los pacientes.

El promedio de defunciones solamente en esa semana se incrementó a 15 por día, y posteriormente bajó considerablemente.

Derivado de lo anterior, resaltó ISSSTE, el Hospital realizó de manera extraordinaria el arrendamiento de camión refrigerante para resguardo de cadáveres, el cual prestó sus servicios del 28 de abril hasta el 5 de mayo, por un costo de 9 mil 500 pesos diarios.

Más información en Quadratín México.