ACAPULCO, Gro., 18 de diciembre de 2016.- El arzobispo Carlos Garfias Merlos calificó como “eficaz”, la negociación del gobierno estatal con la autodefensa de San Miguel Totolapan y el líder criminal Raybel Jacobo de Almonte, apodado El Tequilero.

Tras el secuestro y liberación de un ingeniero por el grupo Los Tequileros, que derivó en la retención de 25 personas por la autodefensa, entre ellas la madre de El Tequilero, el arzobispo dijo que “la forma de hacerlo no es la mejor, pero funcionó”.

En conferencia de prensa en la Arquidiócesis del puerto, Garfias Merlos agregó que “no es la mejor manera que la sociedad se haga justicia por sus propias manos, pero pareciera que intervinieron oportunamente las autoridades y están dando resultados”.

No obstante, el prelado católico indicó que se debe investigar de forma precisa lo que realmente sucedió en ese municipio de la región Tierra Caliente del estado, “porque las interpretaciones son variadas, según de quién lo interpreta”.

Por otra parte, insistió en que se debe regular y legislar para “de manera puntual”, el papel del Ejército en el combate contra el crimen organizado en el país.