CHILPANCINGO, Gro. 21 de diciembre de 2014.- Las calles de Chilpancingo, Guerrero se pintaron de colores, con aroma a mezcal, con el calor de un pueblo lleno de alegría y júbilo en el Paseo del Pendón, considerada la caravana más tradicional del estado gracias a la conglomeración de danzas indígenas y mestizas por parte de los municipios de la Costa Chica. Y así vivieron la magia los 20 mil asistentes de esta celebración única en su tipo.