ACAPULCO, Gro., 6 de septiembre dde2019.- El académico Luis F. Aguilar Villanueva, investigador nacional emérito del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) dijo que “el gran trabajo de México es ser un Estado de Derecho”, pues consideró que como país “nunca lo hemos sido”.

“No podemos decir que se está restaurando el Estado de Derecho, sino que se está instaurando progresivamente. Si hubiera existido un Estado de Derecho vigente, ciertas corrupciones gubernamentales privadas, no hubieran tenido lugar; ciertas descalificaciones de empresas competitivas no hubieran ocurrido; lo mismo con la democracia, con determinadas leyes si se hubieran respetado, no habrían pasado ciertas cosas”, advirtió en Acapulco.

El investigador dictó la conferencia La nueva gobernanza pública en el auditorio Norberto Bobbio del Instituto Internacional de Estudios Políticos Avanzados-Ignacio Manuel Altamirano de la Universidad Autónoma de Guerrero (IIEPA-IMA Uagro), donde señaló un déficit de la reestructuración política, democrática y neoliberal en la actualidad, por la falta de un Estado de Derecho en México.

“Si se atribuyen cosas a las fallas de la democracia (…) yo hablaría de partidización. El consenso neoliberal, que ha gobernado en los últimos 30 años, tiene una democracia deficitaria, fallas en el mercado y mucha inefectividad”, expuso.

Del retorno al mercado interno como política económica del actual gobierno federal, dijo desconocer qué estado de bienestar y desarrollo despertará en México o si perdurará ante las economías abiertas.

“No sé si México, su industria agropecuaria, farmacéutica, automotriz, aeronáutica hoy, que es una economía abierta, creando empleos, capital, etcétera, será la ganadora, o será derrotada por el mercado interno y si el interno podrá aguantar el desarrollo nacional”, argumentó.

Advirtió que ante la globalización como tendencia mundial, se presenta ante los estados-nación “totalmente impreparados, superados”.

Sugirió una internacionalización política, una intergubernamentalidad de los estados-nación y puso como ejemplo a la Unión Europea, pues ante los riesgos y daños de la globalización hay una política exterior no solamente más fuerte que la interior, sino que además encuadre.

De la Unión Europea, el coordinador del comité técnico de la Red de Políticas Públicas de la Universidad de Guadalajara (UdeG) comentó que los problemas internacionales, no se resuelven con el estado-nación como forma de gobierno político, por más eficiente que sea.

“Hablaba yo de asuntos públicos transterritoriales, que son los más importantes, que muchos de ellos estarán vinculados a la conectividad tecnológica”, indicó.

De las minorías que no comparten los valores gubernamentales, inscritos en las leyes mexicanas, dijo que se debe ver si sus valores son “racionalmente argumentables y si se pueden reelaborar, resignificar y hacerlos compatibles con los valores del grueso de la población”.

“Es un problema y no quiero abundar mucho en eso, porque hay muchas comunidades originarias que no comparten este sistema de valores, por lo cual no sólo hay exclusión de nosotros hacia ellos, sino que hay autoexclusión de ellos, porque el sistema de valores no les es significativo, no les es correcto, no les es vitalmente importante y significativo”, expuso.

Antes, en una amplia disertación, Luis F. Aguilar presentó su idea de “la nueva gobernanza pública”, desarrolló la historia de los tiempos políticos en México y el mundo para los últimos 40 años.

A partir de la contextualización, abundó acerca de la capacidad directiva de los gobiernos.