ACAPULCO, Gro., 16 de septiembre de 2021.- En tiempos de Morena, el Grito de Independencia pasó de ceremonia solemne a rendir culto a los nuevos próceres del poder y a su proyecto político, con grotescas arengas que incluyeron vivas al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y a la llamada cuarta transformación.

En Medio Oriente, la cónsul de México en Estambul, Isabel Arvide lanzó vivas al cura Miguel Hidalgo, a la justicia, la libertad y un desgañitado “¡viva López Obrador!, que generó abucheos y una apagada réplica entre quienes correspondieron al Grito.

El clímax del descontento lo protagonizó una de las invitadas a la ceremonia, quien irrumpió en el templete para vociferar que “¡López Obrador no es México!”. Mientras los asistentes se enfrentaban con voces a favor y en contra de la espontánea mujer.

En Campeche, en su primera ceremonia del Grito, la flamante gobernadora de Morena Layda Sansores lanzó: “¡Que viva la cuarta transformación!”, y aunque no se convocó a la gente para la ceremonia, seguidores la acompañaron en la explanada del Palacio de Gobierno.

La alcaldesa de Iztapalapa por Morena, Clara Brugada también aprovechó el Grito de Independencia para lanzar vivas al presidente López Obrador y a la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

“¡Viva la Cuarta Transformación! ¡Viva Iztapalapa libre! ¡Viva Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, ¡Viva nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador!”, arengó.