IGUALA, Gro., 6 de abril de 2017.- El presidente del Comité Directivo Estatal de Morena en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros aseveró que lo que suceda en las elecciones del Estado de México, será el referente de lo que pase en 2018.

Sandoval Ballesteros dijo que en Guerrero es muy difícil realizar encuestas debido a las condiciones de violencia, sin embargo remarcó que a nivel nacional, el líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador tiene el 33 por ciento de las encuestas. En segundo lugar, va el PAN, después el PRI y en un cuarto lugar el PRD.

Indicó que los ciudadanos sin partido y miembros de otros partidos y organizaciones sociales se están definiendo por un nuevo proyecto de país, encabezado por López Obrador. Asimismo, consideró que si en 2018 no hay cambios en este país, “vemos una posibilidad de un rompimiento en la sociedad. Nosotros le apostamos a un cambio pacífico”.

El dirigente agregó que se está recorriendo el estado para garantizar que haya estructura suficiente para el proceso electoral del próximo año, ya que lo que quiere Morena es acabar con la actual clase política “que ya se descompuso, que no está representando a nadie y que se ha convertido en un dique para la democracia”.

En cuanto a la posibilidad de alianzas con otros partidos de izquierda, el dirigente señaló que “en este momento vemos cerradas las posibilidades de una alianza. No vemos que la dirección nacional del PRD tenga disposición. Vemos que ellos están explorando una alianza con la derecha, con el PAN. Las dirigencias nacionales de MC y del PT, están buscando alianzas con el PRI”.

Por otra parte, señaló que se han hecho campañas para desprestigiar a Andrés Manuel López Obrador y puso los ejemplos de los montajes de los saqueos motivados por el gasolinazo, así como que supuestamente se quiere confrontar con el Ejército o que lo comparan con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, “la gente no lo cree, la gente está más informada”.

Sandoval Ballesteros aseguró que se han realizado diversas reuniones con las bases de varios partidos, quienes han manifestado que hay un hartazgo de las condiciones de corrupción, de violencia y de impunidad que hay en el país.

El dirigente insistió que Morena no va a postular a personajes con antecedentes negativos, “nosotros no vamos a promover a quienes quieran, nos reservamos el derecho de admisión. No aceptaremos a personas con vínculos de corrupción, ni de violación a derechos humanos, sino a las mejores personas, las más honestas, las que tengan capacidad y reconocimiento popular”, concluyó.