ACAPULCO, Gro., 23 de junio de 2015.- A 10 días del paso de la tormenta Carlos en Acapulco, más de 10 embarcaciones pequeñas siguen encalladas en el muelle que se ubica en playa Manzanillo.

Las personas que tienen sus resultantes cercanos se quejan de que los barcos están derramando aceite al mar, causando un riesgo para los visitantes como para el ecosistema acuático. Pese a ello ninguna autoridad se ha acercado para solucionar el problema.

La noche del Sábado 13 de junio las ráfagas de vientos tiraron varios árboles y azotaron las playas de Acapulco, causando daños en zonas como playa Bonfil, donde el agua del mar destruyó eu campamento tortuguero.