CHILPANCINGO, Gro., 22 de febrero de 2019.- El Frente Unido de Policías Comunitarios del Estado de Guerrero (FUPCEG) dio un plazo de 30 días a los tres órdenes de gobierno para frenar la violencia en la sierra de Guerrero, o de lo contrario, incursionará a través de sus más de seis mil integrantes, en los municipios de Leonardo Bravo y Chilpancingo.

Este viernes a través de un comunicado, el FUPCEG aseguró que realizará una incursión con personas armadas de los municipios de San Miguel Totolapan, Heliodoro Castillo, Juan R. Escudero, Tlapa de Comonfort, Cuétzala del Progreso, Cocula, Iguala, Teloloapan, Apaxtla de Castrejón y Eduardo Neri.

En el caso de Chilpancingo, señaló que incursionará en el Valle de El Ocotito, donde se han registrado más de 45 asesinatos y recientemente, el secuestro de la activista indígena Obtilia Eugenio Manuel, y atribuyó este hecho a integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

“Ya no vamos a permitir que el Estado se convierta en protector de algunos grupos criminales; si intentan un desarme (las fuerzas federales y estatales), nosotros vamos a disparar, y no vamos a permitir que los gobiernos se presten a los intereses de la delincuencia organizada”, se lee en el comunicado.

También reprochó el asesinato de dos estudiantes del Tecnológico de Chilpancingo, sólo por haber nacido en el poblado de La Primavera, municipio de Heliodoro Castillo, “nos están matando gente inocente, como el doble homicidio ocurrido en Chilpancingo, con muchachos de 18 y 19 años”.

En el manifiesto de los pueblos de la Sierra Madre del Sur se indicó que a partir de este día “esperaremos resultados en 30 días y si no pueden o no quieren, nosotros de manera organizada lo haremos e iniciaremos una incursión de varios miles de guardias comunitarios a la cabecera municipal de Leonardo Bravo y a todas las comunidades vecinas, incluyendo la ciudad capital (Chilpancingo), y donde sea necesario”.

Se indicó que el objetivo central es “detener al líder criminal con nombre y apellido Isaac Navarrete Celis, quien es el responsable de que la ciudad de Chilpancingo ocupe la segunda posición como la más insegura de México. Cuestión de coordinar dicha acción, porque no hay de otra, si queremos rescatar la paz social de dicha ciudad capital”.