CHILPANCINGO, Gro., 18 de septiembre de 2019.- Trabajadores agremiados a la Sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), cerraron la entrada principal del ayuntamiento capitalino para exigir el pago del bono del Día del Servidor Público para más de mil 300 empleados, el cual debieron recibir el pasado 8 de septiembre.

Desde las 9:00 horas de este miércoles, más de 300 colaboradores, encabezados por su dirigente J. Natividad Adame Martínez, llegaron al Palacio Municipal, en demanda de un diálogo con el alcalde perredista Antonio Gaspar Beltrán.

En entrevista, Adame Martínez indicó que la protesta también es porque no les han entregado el estímulo por antigüedad a los trabajadores, así como para pedir despensas y el pago de las cuotas sindicales al Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG).

Los manifestantes advirtieron que no liberarán el acceso hasta que dialoguen con el presidente municipal; también amagaron con cerrar calles del centro de Chilpancingo y con la toma permanente de la alcaldía.