CHILPANCINGO, Gro., 10 de septiembre de 2020.- Trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach), quienes mantienen un paro laboral desde hace 10 días, marcharon y protestaron afuera del Congreso local para pedir la intervención de los diputados para que el ayuntamiento les pague el salario que les adeuda desde agosto.

Un grupo de más de 50 personas salió de las oficinas centrales de la paramunicipal y avanzaron hacia el recinto legislativo, donde instalaron pancartas y lonas en las rejas de la entrada.

La petición es que los legisladores intervengan en el conflicto, pues acusaron que el alcalde perredista Antonio Gaspar Beltrán ha sido incapaz de resolver sus demandas y el gobernador Héctor Astudillo Flores sólo les ofreció promesas.

Los empleados se toparon con la protesta de los promotores de la creación de nuevos municipios, por lo que tuvieron que esperar su turno para manifestarse en la única puerta que funciona como entrada y salida del Congreso.