CHILPANCINGO, Gro., 18 de noviembre de 2017.- El secretario de Finanzas y Administración del gobierno del estado Héctor Apreza Patrón destacó que a dos años de la actual administración, la deuda pública de Guerrero disminuyó de 2 mil 376.4 millones de pesos a 2 mil 21.6 millones.

Este viernes, durante el último día de comparecencias por la glosa del Informe de labores de Héctor Astudillo Flores, el secretario de Finanzas indicó que ante la crisis gubernamental que había en 2015, el gobierno del estado obtuvo recursos extraordinarios, lo que permitió el arranque de la actual administración.

Reconoció que el adeudo que se enfrenta con el Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG) es por 55 millones de pesos, mientras que los municipios en su conjunto tienen una deuda de 467 millones con ese mismo Instituto, por lo cual llamó a los municipios a cumplir con el pago de sus aportaciones.

También informó que a dos años de la administración que encabeza Astudillo Flores, a Guerrero han ingresado alrededor de 104 mil millones de pesos, de los cuales el gobierno estatal sólo ha administrado 29 mil millones de pesos, porque el resto son de etiquetación federal directa.

Aceptó que los riesgos para las finanzas de Guerrero, son los juicios laborales y la evolución de la economía nacional y sostuvo que en algunos casos se ha logrado un ahorro de mil 536 millones de pesos, derivado del adecuado manejo de los juicios que atienden oportunamente.

En otro tema, dijo que derivado de los recortes presupuestales, a Guerrero no le otorgaron 200 millones de pesos para infraestructura, aunque matizó que continúan las negociones. Aseguró que para este fin de año, los salarios y aguinaldos de los  trabajadores activos y jubilados del estado están garantizados.