CIUDAD DE MÉXICO, 23 de septiembre de 2018.- Para 2050, el número de personas de 60 años o más, con bajos recursos económicos, aumentará en 239 por ciento, según proyecciones del Banco Mundial. Esta situación es preocupante e implica importantes retos para su atención, sobre todo si se considera que, en la actualidad, por cada adulto mayor en condiciones saludables, existe otro con demencia o alzheimer.

Paloma A. Roa Rojas, doctora en Neurociencias por la UNAM y especialista del Instituto Nacional de Geriatría, subrayó que en 2015 en el planeta había 32.9 millones de adultos mayores en condiciones económicas precarias, y para 2050 se calcula que la cifra subirá a 111.4 millones.

Durante la Primera Semana Nacional de la Memoria, que se llevó a cabo en la Facultad de Psicología, refirió que para ese año se estima que en América Latina el envejecimiento poblacional aumente entre 138 y 185 por ciento, lo que representa un cambio brusco en la población, pues será una transición demográfica con significativos retos económicos, de salud y políticas públicas.

La nota aquí.