ACAPULCO, Gro., 30 de marzo de 2019.- La presidenta vitalicia de los Centros de Integración Juvenil (CIJ), Kena Moreno, y la directora general Carmen Fernández, advirtieron del aumento en adictos a la marihuana luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación aprobó su uso lúdico a cinco personas en noviembre del año pasado.

Fernández dijo que, si bien el consumo de cocaína disminuyó en Guerrero, incrementó el consumo de metanfetaminas e incluso, el rango de edad entre los adictos, pues hay menores de 10 años que ya probaron alguna de estas drogas, cuando antes quienes la consumían por primera vez tenían 25 años o más.

“Disminuyeron los (consumidores de) inhalables, pero (los de) las metanfetaminas aumentaron un 15 por ciento de 2008 a 2018, porque aumentó el número de pacientes y es mucho”, expuso durante la celebración por el 50 aniversario de la fundación del primer CIJ en el país.

Precisó que en cinco años aumentó 15 por ciento el número de adictos a la marihuana en Guerrero, mientras el número de consumidores de heroína en la entidad se mantiene, pero la cifra está por encima de la media nacional, que es de “menos del uno por ciento de la población”, equivalente a 3 mil 750 al año.

La fundadora de los CIJ y presidenta vitalicia del patronato nacional, Kena Moreno, precisó que hay 119 establecimientos desde 1969 que abrió el primero y cada año dan tratamiento a 163 mil personas y dan 10 millones de atenciones.

“Nuestro modelo es un referente de la sociedad porque trabajamos de manera conjunta. En Guerrero lo que nos preocupa son los sembrados de amapola, sobre todo porque se habla no sólo de la legalización de la marihuana, sino también la amapola, por lo que nos estamos preparando con nuestro ejército de voluntarios”, indicó.

A la celebración, realizada en el restaurante Las Brisas, acudió el secretario de Salud de Guerrero, Carlos de la Peña Pintos, quien destacó la presencia de los CIJ como un factor de prevención imprescindible en las políticas de salud públicas.