ACAPULCO, Guerrero a 09 de agosto de 2020.- Es indignante que colonias con muchos años de existencia como la Silvestre Castro tengan que seguir esperando una pipa para poder abastecer sus hogares por algunos días porque nunca han tenido agua, expresó el diputado Arturo López Sugía.

De acuerdo con un boletín, al reunirse con vecinos de la colonia con los que platicó sobre la escasez a la que se enfrentan casi todos los días consideró una burla que las colonias de Acapulco tengan nombres de próceres que lucharon por la justicia como es el caso del revolucionario Silvestre Castro “y que nadie les haga justicia, que con la CAPAMA jamás les haga justicia la revolución”.

López Sugía reiteró que casos como el de esa colonia popular demuestran que “la escasez de agua potable no solo es financiero ni técnico, es un grave problema social en Acapulco”, como lo dijo al dar a conocer su campaña “Acapulco exige agua” con la que realiza un reporte del flujo de agua en las colonias para posteriormente presentar una iniciativa al respecto.

Consideró una burla que en lo alto de un cerro cercano se vea un tanque de la CAPAMA instalado hace un par de años “y que cuando el calor está en su punto, los cuerpos sudorosos, la ropa y los trastes sucios, la gente nomás voltee a ver ese tanque grandote entre la maleza que es como un monumento al abandono en que la tiene el gobierno municipal”.

Este abandono, subrayó, “se acentúa cuando la gente no es escuchada, un gobierno que deja de escuchar a su gente, es un gobierno que la ignora, es un gobierno al que ha dejado de importarle lo que la gente padece, y a un gobierno que no le importa lo que le duele a su pueblo, menos le importa lo que éste opine”.

Por eso se ha dado a la tarea de recorrer las colonias “porque las nuevas generaciones políticas, sobre todo quienes nos hemos forjado en la izquierda debemos practicar la gobernanza, debemos hacer a los ciudadanos parte de la solución, los alcaldes deben hablar con la gente, deben dejarla hablar y exponer su visión de la problemática, no tratarles de imponer autoritariamente supuestas soluciones de las que no son parte, los diputados también debemos hacerlo para que legislar tenga sentido”.