ACAPULCO, Gro., 13 de enero de 2020.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador reconoció que en Guerrero hay confrontación entre grupos armados, pero subrayó que se “está actuando en todos los casos” teniendo más presencia la Guardia Nacional.

Durante la conferencia mañanera, al ser cuestionado sobre los desplazados del municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco) y la demanda de seguridad, López Obrador dijo que lleva tiempo desarmar a estos grupos armados y convencerlos de que no deben hacer justicia por propia mano.

Indicó que hay autodefensas que se crearon en comunidades indígenas y luego eso se salió de control porque empezaron a aparecer más, “se promovieron inclusive desde el gobierno y todavía no se ha normalizado esa situación, pero sí estamos trabajando con eso”.

De la presencia de la Guardia Nacional, sostuvo que es una petición de todos pero aclaró que también es un proceso, pues dijo, se tienen 70 mil efectivos “pero no nos alcanza; van a ser 140 mil y estamos formando, se están reclutando”.

Insistió que en gobiernos anteriores se abandonó todo, se simulaba que se enfrentaba el problema de la inseguridad, y no se atendían las causas ni tampoco se daban garantías a toda la gente. “Era un gran engaño, una farsa, y agréguele que los encargados de la seguridad estaban al servicio de la delincuencia”, expresó.