ACAPULCO, Gro., 22 de noviembre de 2018.- El gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que toca a los jueces resolver el caso del empresario asesinado César Zambrano Pérez, tras la difusión de un reportaje de Televisa, donde familiares señalaron que dos de los presuntos implicados son chivos expiatorios.

En entrevista en el Hospital Vicente Guerrero del IMSS, después de inaugurar la entrega del resonador magnético nuclear, Astudillo Flores aclaró que él no es “el jefe de los jueces, los jueces no tienen jefes”, ya que estos tienen valores y principios basados en el ánimo de hacer justicia, y subrayó que como gobernador es “el más interesado en que las cosas se hagan bien y estén muy claras” y en consecuencia, se haga justicia.

Afirmó que los jueces tienen que revisar cada uno de los asuntos, tanto la explicación de los familiares como la del fiscal general del estado Jorge Zuriel de los Santos Barrila, y resolver el caso, porque si no, cada vez que la Fiscalía “arregle” un asunto, vendrá una lluvia de descalificaciones.

“Yo no defiendo a nadie, yo me coloco del lado que lo tenga quien lo tenga que resolver, no se tienen que resolver los problemas a través de las redes sociales, ni tampoco de las descalificaciones, se deben de resolver a través de los juzgados porque para eso están y lo que resuelvan los juzgados nosotros lo vamos a respetar”, expresó y enfatizó que ni protege ni promueve ninguna circunstancia que esté fuera de la ley.

Asimismo reconoció que en el estado se tienen más problemas que hace dos meses, tal es el caso del conflicto en la Sierra y el ataque en Taxco, los cuales son atendidos, pues defendió que “no hay ninguno en el que no demos la cara, no hay un gobierno ausente, no hay un gobierno lejano, tenemos un gobierno que está pendiente en cada uno de los problemas”.

En cuanto al incremento de homicidios en Guerrero, el mandatario admitió que el estado ahorita está en tercer lugar nacional “rayando al cuarto”. Sin embargo, ratificó que el gobierno estatal trabaja para contener los delitos de alto impacto

Del ataque a la Cruz Roja y policías en Taxco que dejó tres muertos y nueve heridos, el gobernador informó que el caso podría ser atraído por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), “no es un asunto cualquiera, la conformación, la operación, lo reiterado de las acciones delincuenciales de este grupo que cometió el asesinato, por supuesto requiere de toda la atención y la ayuda de la federación”, finalizó.