ACAPULCO, Gro., 29 de enero de 2019.- El presidente del PRI Guerrero, Esteban Albarrán Mendoza, señaló que en su partido se encuentran en una etapa de introspección, de aprender a ser una oposición, pero no una oposición reactiva, sino una oposición razonada, por lo que las declaraciones de la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnski, de que el PRI busca una alianza con Morena “están fuera de lugar y menos aquí en Guerrero”.

A través de un boletín, el dirigente priísta celebró las declaraciones de la presidenta del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, en el sentido de que “de ninguna manera hay PRIMOR”, en referencia a las declaraciones recientes de la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnski.

Aseguró que el PRI trabaja con sus cuadros y militantes, que en su mayoría son ganadores, por lo que “no hay necesidad de buscar una alianza con el partido Morena”.

Señaló que en Guerrero “hemos tenido serios desencuentros con los dirigentes de Morena, por el uso faccioso e ilegal que han dado a los programas sociales del gobierno federal con propósitos clientelares, sobre todo con el llamado Censo del Bienestar, que se realiza en instalaciones y personal de ese partido”.

Este operativo censal, dijo Albarrán Mendoza, se presume lo realiza Morena con claras intenciones clientelares y según evidencias que se conocen, es una maniobra fuera de la ley.

“El PRI-Guerrero no dejará pasar estas anomalías y denunciará, ante las instancias correspondientes, si es que esto se comprueba, para que sea frenada y castigada conforme a la ley, porque es inmoral e ilegal lucrar políticamente con las necesidades de los grupos sociales desvalidos, como lo hace Morena en el estado”, advirtió el dirigente estatal del PRI.

En Guerrero, dijo, hay voluntad por salir adelante y recobrar la confianza con el intenso trabajo que realiza en el estado el gobernador Héctor Astudillo Flores, por lo que “no veo ninguna intención de buscar una alianza con Morena”, recalcó.

“Este año vamos hacer un trabajo permanente en la estructura del partido, en los comités, en los consejos políticos, en todas las áreas que tienen que ver con el partido, sectores y organizaciones adherentes, ir reorganizando, reestructurando y también reconciliando, buscando siempre la unidad del partido, priorizando ese tema ante los priistas, que podamos ir unidos en la próxima contienda del 2021”, comentó Albarrán Mendoza.

Albarrán Mendoza explicó que ya se han recorrido seis de las siete regiones en el estado de Guerrero, por lo que “se seguirá en la misma línea de trabajo, de recorrer todos los municipios de nuestra entidad, pero sobre todo para que tengamos ese contacto directo con nuestra militancia priista, con los cuadros importante, con simpatizantes y posteriormente estaremos desdoblando, con la misma sociedad. Vamos hacer una presidencia del PRI itinerante, no de escritorio y ninguna región se quedará sin que la visitemos”.

“2019 será el año de la reestructuración del PRI, no sólo en Guerrero, si no a nivel nacional, será el año de la reorganización, de la reunificación y también, por qué no decirlo, de la reconciliación entre los priistas; buscaremos la manera en que vayamos unidos los priistas, estando unidos va a ser la única forma, el único método de que nosotros podamos enfrentar el futuro, y en este caso es el 2021 en el estado, en donde se renovará la gubernatura y las diputaciones locales”, dijo.

Por lo tanto, concluyó, no “necesitaremos de alianzas porque tenemos cuadros que son ganadores, por lo que no habrá ningún PRIMOR; el PRI va a recuperar la fuerza y aceptación que antes detentaba”.