CHILPANCINGO, Gro., 29 de julio de 2021.- Comerciantes del mercado R. Leyva Mancilla en la capital del estado, enfrentan la mayor crisis económica ante la tercera ola de contagios de Covid 19, por lo que demandaron gel antibacterial, cubrebocas y alcohol que les permita hacer frente a la pandemia.

Luisa y Jose, son dos mujeres vendedoras en uno de los pasillos del mercado de Chilpancingo, ambas sobreviven a la pandemia con la venta de flores y hierbas de campo.

Las dos mujeres de 60 y 62 años de edad, cortan hierbas del campo o compran girasoles para después instalar un pequeño puesto ambulante en el pasillo 21 de marzo, en espera de tener ventas.

Jose es de la colonia Plan de Ayala en la periferia, Luisa es habitante de la comunidad de Huiziltepec, municipio de Eduardo Neri y ambas comparten algo en común, con la venta de sus productos esperan obtener dinero que les permita comprar comida y despensa para sus familias y desde hace un año, invierten en gel antibacterial y cubrebocas para cuidarse del Covid.

Antes de la pandemia, Luisa recuerda que al día vendía de 200 a 300 pesos diarios, ahora con la pandemia apenas vende 50 pesos de flores de girasol que ella compra con los productores. La vendedora asegura que compra cubrebocas cada tercer día, porque si vende 50 pesos, no le alcanza para comprar un cubrebocas de 10 pesos y después pagar pasaje para regresar a su comunidad.

José lleva más de un año vendiendo hierbas de salvareal y prodigiosa, antes de la pandemia ella se empleaba como trabajadora doméstica pero asegura que con la llegada del coronavirus nadie la quiere contratar y afirma que sobrevive como puede.

Los comerciantes del mercado R. Leyva Mancilla lamentan que las autoridades no les ayuden ni con proyectos para enfrentar la crisis que ha dejado la pandemia, ni tampoco con los gastos que ellos invierten el material de sanidad.

En el caso del señor Saturnino, un vendedor de elotes y maíz, él solicitó ayuda del gobierno federal en el programa de Créditos a la Palabra pero jamás tuvo respuesta.

Lamenta que ahora las autoridades les vuelvan a pedir cuidados pero en el mercado retiraron los módulos para desinfectar.

El joven Jonathan, un vendedor de durazno y pescado fresco llamó a la ciudadanía a utilizar el cubrebocas y, que las autoridades vuelvan a instalar los módulos para desinfectar, repartir gel y cubre bocas.