CIUDAD DE MÉXICO, 12 de noviembre de 2019.- Bajo una tensión de empujones y pleito entre grupos parlamentarios opositores y al grito de: “¡fraude, fraude!”, Rosario Piedra Ibarra rindió protesta constitucional ante la Mesa Directa del Senado de la República como la próxima titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por un periodo de cinco años.

Luego de seis horas y media de discutir cinco mociones para solicitar la reposición de todo el proceso, Rosario Piedra Ibarra asumió el cargo rodeada de pancartas de rechazo por parte de senadores de oposición, entre ellos,  Gustavo Madero Muñoz, del Partido Acción Nacional (PAN), quien terminó en el suelo.

La nota en Quadratín México.