ACAPULCO, Gro., 2 de noviembre de 2016.- La administración que encabeza Héctor Astudillo Flores, tiene los ojos bien puestos en Zihuatanejo, ha dado respuesta a cada una de las problemáticas que se presentan y se ha caracterizado por comprometerse y cumplir a la brevedad con la palabra empeñada a los guerrerenses.

De acuerdo con un boletín, en representación del gobernador, el director del Fideicomiso Bahía de Zihuatanejo (Fibazi), Jorge Sánchez Allec asistió en compañía del regidor de la comuna porteña, Luis Salas Reyes, y el coordinador de los Servicios Estatales de Salud en Zihuatanejo, Onasis Pinzón Oregon, a las instalaciones de la escuela Nueva Manitoba, donde Jorge Sánchez mandó un mensaje a los ahí presentes.

“Vengo con la honrosa representación del ciudadano gobernador Héctor Astudillo Flores, quien les envía un cordial saludo y a decirles que este es un compromiso cumplido, tal y como lo instruyó el gobernador del estado, hoy entregamos la electrificación de la escuela, consistente en un transformador de energía que fue solicitado por ustedes, y así garantizar la existencia de luz de manera permanente en esta escuela, además es para mí un honor estar aquí, ya que he sido testigo de las necesidades y carencias de esta escuela y también me siento satisfecho, de que se haya cumplido el compromiso de nuestro amigo, del amigo de todos los zihuatanejenses, el licenciado Héctor Astudillo, enhorabuena y muchas felicidades por este logro que ayudará a nuestros niños”.

La escuela Nueva Manitoba está ubicada dentro del perímetro del basurero municipal de Zihuatanejo, donde 60 niños reciben la educación primaria, y  gracias al compromiso decidido de Otoniel Sánchez Pineda y al resto de los integrantes del Comité de Padres de familia, los niños pueden continuar con sus estudios y recibir educación básica que es obligatorio en nuestro país, para  otorgar las mejores condiciones y que los niños puedan superarse asistiendo diariamente a recibir clases.

Al concluir el evento, a nombre del comité de padres de familia, Sánchez Pineda solicitó al director de Fibazi que fuera el portavoz para decirle al gobernador una sola palabra: “gracias”, porque sin su ayuda esto no fuera posible, y recordó a los presentes que ayudar es tarea de todos, ya que Guerrero nos necesita a todos.