TAMPICO, Tamps., 23 de enero de 2015.- Alrededor de 600 policías federales que servían en el estado de Tamaulipas fueron enviados como refuerzo a los estados de Guerrero y Michoacán, según publica La Jornada.

 

Los elementos policiacos fueron concentrados en la capital del país para posteriormente ser enviados a los estados de Guerrero y Michoacán, informó de manera extraoficial personal del Grupo de Coordinación Tamaulipas.

 

La región costa de Tamaulipas se quedó sin 400 efectivos; este fin de semana partieron 200 policías federales y 200 más de la Gendarmería Nacional, de la zona centro se retiraron otros 200 efectivos federales a partir de este año.

 

El éxodo de federales se dio en los mismos vehículos en los que llegaron, unidades terrestres de combate y patrullas todo terreno, así como el helicóptero blackhawk que servía para el rastreo de delincuentes en los enfrentamientos, confirmó un gendarme, mismo que aseguró, abandonaron cerca de las siete horas de este jueves el hotel Maeva, ubicado en el Bulevar Costero de Playa Miramar en ciudad Madero.

 

Lee más en La Jornada Guerrero