ZIHUATANEJO, Gro., 8 de junio de 2017.- El dirigente nacional de la asociación civil Movimiento Nacional por la Esperanza, el perredista René Bejarano Martínez, advirtió que el PRI sabe muy bien cómo capitalizar la división de la izquierda para ganar elecciones, ante lo cual consideró imprescindible la unidad.

Entrevistado en Zihuatanejo, luego de tomar protesta a la Coordinación Regional de esa organización, encabezada por Javier Miralrío García, el dirigente de la corriente perredista Izquierda Democrática Nacional (IDN), afirmó que si se hubiera logrado la unidad de las izquierdas en las elecciones del domingo pasado, no habría necesidad de pensar en una hipotética segunda vuelta “ya que con los votos de la primera se hubiera ganado de forma holgada, por ello se debe evaluar a futuro”.

Sobre una posible alianza con Morena, reiteró que es imprescindible que se unan todas las izquierdas ya que no se trata de ser “solovinos”, sino de impulsar un proyecto común: “ya sabemos cómo opera el PRI en las elecciones para hacer fraudes, se los dijimos antes y ahora la división nos seguirá afectando”.

Aseguró que ha dialogado con dirigentes de Morena, no así con Andrés Manuel López Obrador, y señaló que sus derrotas se han debido a que ya se siente encumbrado por tener su partido y lo único que ha logrado es aislarse de las demás izquierdas.

Rebasada la seguridad en Guerrero

Sobre la situación de violencia que se vive en Guerrero, René Bejarano dijo que ve en Guerrero una crisis de seguridad muy grave debido a que el estado se mantiene como de los más violentos en el país y “el gobierno no ha dado respuesta, los delitos lejos de disminuir van en aumento, van creciendo, creo que debería la Federación tomar el control del estado por medio de un comisionado especial de seguridad para Guerrero, ya que con los hechos vemos que la seguridad en sus manos se ha visto rebasada, además que no hay respuestas a los crímenes”.

Indicó que no se trata de ser alarmistas, pero la gente en Guerrero ve que a diario en las noticias aparecen asesinados y no sólo es gente que pertenece al crimen organizado, sino que los ataques también van para alcaldes, ex presidentes, diputados, empresarios, periodistas y hasta turistas.