CIUDAD DE MÉXICO, 6 de diciembre de 2021.- El PRI sentenció que la reforma constitucional en materia eléctrica, en el Senado de la República, “no va a pasar”; mientras que el PAN afirmó que dicha propuesta del Ejecutivo federal “ya está muerta”.

En comparecencia de la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle García, la senadora priista Claudia Ruiz Massieu Salinas dijo que la obsesión del Gobierno federal con retornar a un modelo de monopolio estatal no beneficia a nadie, pero sí perjudica a las y los consumidores. 

En turno, la senadora panista Xóchitl Gálvez Ruiz criticó que la reforma eléctrica en el fondo no buscó un beneficio para los mexicanos, más bien se pretende que su movimiento se perpetúe en el poder. 

“Si quieren hablar de una política energética para que México crezca, para que tengamos sustentabilidad, para que garanticemos las necesidades de hoy del futuro, un medio ambiente sano y la salud de las y los mexicanos, cuentan con la oposición, pero si quieren seguir neceando por este camino de retroceso con eso sí no cuentan con nosotros”, sostuvo la priista.  

“Quieren eliminar la competencia y controlar las tarifas, en pocas palabras, eso es un acto autoritario, de lo que sí vamos a hablar es de cómo están manipulando la operación del mercado eléctrico para despachar ilegalmente las plantas sucias y caras de la CFE que dañan la salud y la economía de los mexicanos”, asentó la panista.

En su intervención, la senadora Claudia Ruiz Massieu criticó que la política energética del actual gobierno ha fallado en cada uno de los objetivos nacionales que le debieran dar sentido, pues le cierra la puerta a las inversiones privadas, que no sólo permiten ampliar la disponibilidad y accesibilidad de la energía, sino que también generan empleos que llevan desarrollo a las comunidades donde se instalan.

Más información AQUÍ