CIUDAD DE MÉXICO, 21 de febrero de 2019.- Con la creación de la Guardia Nacional con mando civil se expedirán cuatro reformas: a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Ley de la Guardia Nacional, Ley Nacional del Uso de la Fuerza y Ley Nacional de Registro de Detenciones.

De la mano del nuevo cuerpo de seguridad pública propuesto por el Ejecutivo federal se acompañan los elementos mínimos de las leyes secundarias obligadas a expedirse, luego de la aprobación –con un histórico nivel de consenso– del dictamen de las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos, Segunda, del Senado de la República.

La legislación sobre Uso de la Fuerza y Registro de Detenciones quedó establecido en la fracción XXIII del artículo 73, que dicta: “Para expedir leyes que, con respeto a los derechos humanos, establezcan las bases de coordinación entre la Federación, las entidades federativas y los municipios; organicen la Guardia Nacional y las demás instituciones de seguridad pública en materia federal, de conformidad con lo establecido en el artículo 21 de esta Constitución; así como la Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerzas, y la Ley Nacional del Registro de Detenciones”.

En el primero transitorio se establece que “el Congreso de la Unión dentro de los 60 días naturales siguientes a la entrada en vigor de este Decreto, expedirá la Ley de la Guardia Nacional y hará las adecuaciones legales conducentes”.

También expedirá las leyes nacionales que reglamenten el uso de la fuerza y del registro de detenciones dentro de los 90 días naturales siguientes a la entrada en vigor de dicho Decreto.

La nota aquí.