ACAPULCO, Gro., 10 de julio de 2017.- El secretario de Gobierno, Florencio Salazar Adame, recibió el espaldarazo del gobernador Héctor Astudillo Flores al encabezar en su representación la ceremonia mensual de honores a la bandera, así como la capacitación y difusión del Código de Ética y la firma de carta compromiso de los servidores públicos.

Salazar Adame, de quien la dirigencia de Morena y organizaciones civiles han pedido su destitución luego de la riña en la cárcel de Acapulco que dejó un saldo de 28 reos muertos y tres heridos, fue arropado con la presencia de los secretarios del gabinete astudillista.

En los honores a la bandera estuvieron con él, Héctor Apreza Patrón, secretario de Finanzas, y Rafael Navarrete Quezada, de Obras Públicas, además del alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena.

En el evento del Código de Ética, lo acompañaron los secretarios de Salud, Carlos de la Peña Pintos; de Finanzas y Administración, Héctor Apreza Patrón; de Planeación y Desarrollo Regional, David Guzmán Maldonado; de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Juan José Castro Justo; y el de Contraloría y Transparencia Gubernamental, Mario Ramos del Carmen.

En el evento que se llevó a cabo en el auditorio José Joaquín de Herrera de Palacio de Gobierno, el responsable de la política interna del estado destacó que no se trata de echar culpas sino de que entre todos se encuentre solución a los problemas que requieren la voluntad de todos.

“El gobernador Héctor Astudillo Flores tiene la voluntad y disposición, como candidato, al asumir el cargo, comprometió que los guerrerenses íbamos a transitar por una política de transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción, y que íbamos a hacer nuestra declaración de bienes patrimoniales”.

Salazar Adame dijo que con motivo de los trabajos del Programa Estatal de Ética, Transparencia y Combate a la Corrupción, se publicó el Código de Ética, el cual fue repartido en todas las dependencias gubernamentales para que los servidores públicos tengan la orientación básica de su contenido y su compromiso, “porque los códigos de ética para la gestión gubernamental sólo pueden ser complementados en las disposiciones normativas e instituciones que sirvan para poner barreras a la discrecionalidad de los funcionarios”.

Expuso que la firma de la carta compromiso busca generar conciencia para que se actúe en todo momento con sensibilidad, responsabilidad, y se apliquen los principios constitucionales de eficiencia, eficacia, economía, transparencia, honradez, legalidad, lealtad e imparcialidad.