ZIRÁNDARO, Gro., 23 de noviembre de 2019.- El alcalde Gregorio Portillo Mendoza informó que ha sido amenazado por grupos de la delincuencia organizada que han irrumpido en comunidades de la zona serrana, y confirmó que la versión de que se armaría con un grupo de ciudadanos sólo fue una advertencia que le hizo al gobierno para que les brindara seguridad, ante la amenaza de un grupo de 200 hombres armados de llegar a la cabecera municipal.

En declaraciones indicó que la crisis que se ha dado en ese municipio de la Tierra Caliente es por la disputa del corredor que llega hasta Zihuatanejo, en la Costa Grande, entre células de la Familia Michoacana, el Cartel Jalisco Nueva Generación y algunas familias de Coyuca de Catalán.

Dijo que sí ha recibido amenazas de los grupos delincuenciales, las cuales no detalló, sobre todo por lo que ha informado en los medios de comunicación.

Insistió en que, de acuerdo con lo que han confirmado los habitantes, en los enfrentamientos del 10 de noviembre en seis comunidades hubo 14 muertos y 10 heridos, pero las autoridades ministeriales sólo reconocieron uno.

El presidente municipal consideró que las operaciones que las fuerzas armadas y policiacas han llevado a cabo de manera esporádica no funcionan, y afirmó que lo que necesitan son puntos de control permanentes en los caminos para inhibir a los grupos criminales y los pobladores puedan regresar y permanecer en sus comunidades.

Portillo Mendoza agregó que realiza un censo para saber el número total de personas desplazadas de sus comunidades, e indicó que hasta ahora van mil 400 ciudadanos que han dejado sus casas para refugiarse en la localidad Guayameo o en la cabecera municipal.

Abundó que hasta el momento son los poblados cercanos a San Rafael los que han sufrido desplazamiento, Las Piedras, Las Guacamayas, Las Juntas, Los Alacranes, El Limoncito y El Pino, todos ellos cercanos a la colindancia con Coyuca de Catalán.

El presidente municipal consideró que hace falta coordinación entre las autoridades y que en el caso de Zirándaro, sólo cuentan con tres policías certificados y 19 en proceso de hacerlo; estimó que se requieren al menos 40 efectivos para dar seguridad.

Por último reiteró la demanda de mayor seguridad porque no ha sido atendida y dijo esperar que se cumpla antes de que la situación en la ciudad empeore.