TAPACHULA, Chis., 3 de abril de 2019.- El quinto visitador general de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Edgar Corzo Sosa, reconoció que la estación migratoria Siglo 21 se encuentra sobrepoblada con mil 400 migrantes de distintas nacionalidades, lo que complica los servicios de salud.

En su visita a Chiapas, realizó un recorrido al interior de la oficina migratoria, donde dijo que encontró a dos niños centroamericanos, uno con calentura y otro muy débil, por lo que se realizó la gestión para brindar atención médica y garrafones de agua que no habían ingresado por los hechos ocurridos este martes.

Hizo un llamado para que la Procuraduría de Protección de Derechos de Niños y Adolescentes haga mayor presencia, y exigió dar un cuidado especial para menores, especialmente para los que no están acompañados, quienes deben tener una supervisión diferente.

Sobre los hechos ocurridos en el módulo de vigilancia dijo “cualquier acto de violencia es condenable y eso, no nos lleva a nada”.

Corzo Sosa se reunió con grupos de africanos, cubanos y activistas en derechos humanos, que se encuentran a las afueras de la estación migratoria “ellos me dicen que han cumplido dos semanas de estar aquí y que querían que les den la atención humanitaria afuera”.

El visitador general explicó que existe una obligación de los tres niveles de gobierno para brindar asistencia humanitaria, “por lo que va a haber una asistencia con agua, atención en salud y sanitarios”.

Más información en Quadratín Chiapas.