ACAPULCO, Gro., 15 de mayo de 2017.- El alcalde perredista de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre cumplió su promesa de viajar a Colombia, donde ya se encuentra para concretar el hermanamiento del Acapulco, con Medellín y Cartagena de Indias.

En su ausencia, van seis asesinados a balazos, además de cinco personas heridas, en menos de 48 horas.

Consultados sobre este tema, el presidente del Comité Ejecutivo Municipal (CEM) del PRI, Fermín Alvarado Arroyo aseguró que es una irresponsabilidad que el alcalde se ausente de la ciudad a un viaje de placer y dejé en el abandono su responsabilidad, sobre todo después de que 81 locales fueron incendiados en la Central de Abasto.

“Es altamente inoportuno este viaje de placer con cargos al erario público, el PRI pide que regrese y entendemos que este presidente no escucha, ya que el puerto vive momentos difíciles y complejos en materia de inseguridad, para la promoción turística no hay gran cosa que promover en Colombia”, dijo el dirigente municipal.

Por su parte, el presidente del CEM del partido Nueva Alianza, Humberto Parra criticó que el presidente municipal sólo se ha dedicado a viajar con erario de la administración.

“Sí pueden ocupar para seguridad, educación, gestoría social y otras necesidades que tiene hoy el puerto, pero como sus regidores no le hacen ningún señalamiento el señor se puede andar paseando mientras que Acapulco hay tanta inseguridad, esto para traer según turismo a Acapulco, cuando la casa no la ha podido arreglar”, reprochó.

En tanto, el dirigente municipal Rafael Cisneros Escuén afirmó que su viaje resulta inapropiado, debido a las problemáticas que se han tenido en Acapulco.

“Este viaje no lo vemos de trabajo, sino más bien para irse de vacaciones cinco días nada más, esperemos que de regreso presente al Cabildo cuáles fueron los acuerdos que llegaron en este viaje”, puntualizó.